SI TU CONTRATO ESTÁ A PUNTO DE VENCER Y NO ESTÁ EN TUS PLANES RENOVARLO, ESTOS CONSEJOS TE AYUDARÁN A CANCELARLO ADECUADAMENTE .

SI TU CONTRATO ESTÁ A PUNTO DE VENCER Y NO ESTÁ EN TUS PLANES RENOVARLO, ESTOS CONSEJOS TE AYUDARÁN A CANCELARLO ADECUADAMENTE .

jon-flobrant-229724-unsplash.jpg

 

Al rentar una propiedad, ya sea casa, departamento, local comercial u oficina, por reglamento, el propietario está obligado a brindarte un contrato de arrendamiento en el que se especifiquen los compromisos que ambas partes deberán respetar durante el goce del servicio (es decir la renta).

Este contrato será el armamento ante cualquier incidente que pueda surgir en el periodo en vigor, por lo que es importante leerlo detenidamente antes de firmarlo. Especialmente, el apartado que habla sobre la rescisión, pues concluirlo suele ser más complejo de lo que parece.

Si tu contrato de arrendamiento está a punto de terminar o por alguna razón debes mudarte antes de la fecha fijada, echa un vistazo a las siguientes consideraciones para hacer la cancelación de manera correcta.

Verifica las cláusulas acordadas

Las cláusulas son condiciones que se establecen en un contrato cuando un suceso no previsto surge. En el contrato de arrendamiento, encontrarás cláusulas que especifiquen los motivos de cancelación inmediatamente, así como las medidas que se tomarán posteriormente.

Las causas más comunes por las que un contrato puede ser cancelado antes de la fecha son:

  • Falta de pago de la renta
  • Subarrendamiento o traspaso
  • Modificaciones sin autorización
  • Uso diferente al pactado
  • Cometer actos ilícitos dentro del inmueble

Es importante tener presente este tipo de cláusulas, ya que si cometiste alguna de estas infracciones y el dueño no procedió con la rescisión inmediata, posiblemente al final del contrato desee una compensación de daños, a lo que deberán llegar a un acuerdo.

Analiza qué tipo de condiciones de cancelación existen

Las condiciones pueden entenderse como las medidas que proceden a la cancelación del contrato. En caso de que desees cancelar antes de tiempo, deberás responsabilizarte de las obligaciones que están a tu cargo.

Comúnmente, las condiciones de cancelación anticipada son el finiquito del contrato, ya sea pagando las rentas restantes al plazo acordado o únicamente determinada cantidad de rentas (por lo general dos). Ambas opciones son legamente aceptadas y el pago dependerá de lo que dictamine el contrato.

En algunas situaciones el propietario, además de pedir el finiquito del contrato, retiene la cantidad proporcionada como depósito. Sin embargo, debe existir una razón legítima para su uso.

Solicita la cancelación a tiempo

Para concluir un contrato de arrendamiento, es ideal que tomes la decisión mínimo 4 meses antes de que este se venza, pues oficialmente, el arrendatario debe dar un preaviso al propietario tres meses antes de la fecha de finalización. En este mismo aviso, se debe incluir la fecha en la que será entregado el inmueble, la cual suele ser la misma que aparece en el contrato.

Aunque existen propietarios que son accesibles y te permiten notificar la no renovación un mes antes de la finalización del contrato, lo recomendable es que tengas a tu casero al tanto de tu decisión.

Si, en caso contrario, el propietario es quien no desea continuar con el contrato, deberá notificarte con tres meses de anticipación para que encuentres un nuevo lugar.

Haz la entrega de acuerdo a lo descrito en el contrato

El inmueble se entrega al término del contrato o según la prórroga establecida. Las prórrogas se proporcionan de una a tres semanas, pero deben estar descritas en el contrato para su validez. De no serlo, se regresará en tiempo y forma.

Además, las condiciones del inmueble deben ser las mismas en las que fue entregado, salvo por el deterioro causado por el uso y el tiempo. Si presenta algún daño que tú mismo hayas causado, tienes la responsabilidad de solucionarlo antes que el propietario haga una reclamación. La reparación correrá por tu cuenta, sin considerarse el depósito en garantía como pago.

Preguntas frecuentes

¿Puedo entregar el inmueble si tengo pagos atrasados de los servicios?

El inmueble se debe entregar de la misma forma en la que se recibió, sin daños, con todos los servicios al corriente y en funcionamiento. Por lo tanto, es tu obligación tener todas las cuentas claras antes de devolvérselo o puedes ser acreedor a una demanda.

¿Qué pasa con mi depósito de garantía?

Aunque el depósito puede ser devuelto una vez finalizado el contrato, si existen incumplimientos en el contrato por parte del inquilino, el propietario puede utilizar el monto del depósito para cubrirlos.

¿Qué pasa si no entrego el inmueble en la fecha acordada?

Lo primordial es llegar a un acuerdo para que no sea necesaria la intervención de terceros. El propietario puede proporcionarte una prórroga mayor a cambio de una cuota de desalojo, que suele ser equivalente a una o tres rentas.

Tener una buena relación con el propietario es clave para finalizar el acuerdo en los mejores términos. Así que cualquier decisión que tomes, no dudes en comunicársela.

Fuente: Vivaanuncios

8 consejos para triunfar como Asesor Inmobiliario

Hoy en día los cambios se aceleran con tal rapidez que el futuro aparece antes de que podamos aprovechar las oportunidades del presente, el cambio antes era secuencial hoy es impredecible.

Los nuevos modelos de negocios, la globalización, internet, un consumidor mejor informado, exigente y demandante de nuevas opciones de servicios, han obligado a la industria de los servicios inmobiliarios a desarrollar un Asesor Inmobiliario con nuevos valores, creencias, comportamientos y habilidades para enfrentar esos paradigmas.

En México, los Asesores Inmobiliarios deben aceptar y reconocer este cambio en la frecuencia, la magnitud, la complejidad, la rapidez y la visibilidad para no quedar anclado en conceptos antiguos inoperantes en el mundo actual.

Hoy el consumidor es quien manda y expresa claramente su mensaje: “si satisfaces mis necesidades contrataré tus servicios”. De ahí la importancia de que el Asesor Inmobiliario haga un profundo análisis sobre sus necesidades.

En un nuevo enfoque, el Asesor Inmobiliario es un guía para las múltiples situaciones que su cliente enfrentará en una inversión inmobiliaria, pasa de ser un transmisor de información a convertirse en un identificador de la misma.

Cuál es el crédito hipotecario más conveniente, el esquema apropiado a su realidad, la zona más segura, el precio real de un inmueble, el contrato más seguro, los cambios legales actuales, la mejor negociación, el impuesto correcto que proceda o su exención posible, el seguro apropiado, la plusvalía esperada, cualquier cambio posible o adaptación y muchísimas más fases en una inversión inmobiliaria que el consumidor no puede resolver a pesar de contar con información, son algunas de las necesidades que el Asesor Inmobiliario debe resolver.

Por todo esto, para ti que ejerces como Asesor Inmobiliario te presento estos ocho consejos que te ayudarán para servir mejor a tus clientes y lograr operaciones de compraventa o arrendamiento exitosas.

1.- Comunicación con el cliente.     Antes de iniciar cualquier tipo de negociación, es preciso conversar con el propietario del inmueble. En este punto es importante que informes sobre cuál es la agencia inmobiliaria que representas y cuáles son los servicios que ofrece para sus clientes.  ¿Hoja de servicios – la conoces?

2.- Valor de venta    Ofrécele a tus clientes valuar (cotizar) su propiedad de manera gratuita; de este modo se evitarán los precios alternos que ellos u otros impongan y así se logrará obtener un valor más certero. Para evitar todo tipo de problemas, es recomendable aportar información sobre los precios a los que cotizan en el mercado inmobiliario propiedades similares (estudio de mercado zonal y especifico).

3.- Informe.    Es necesario que todo asesor  cuente con información básica e indispensable al momento de exhibir la vivienda a posibles compradores. Al momento de la muestra, el asesor inmobiliario debe estar capacitado para responder todas las preguntas que puedan surgir de los interesados en el inmueble. Para esto se contará con un informe de los detalles y características del inmueble orienta a los interesados sobre cuáles son los puntos sobre los que deben fijarse en el inmueble.

4.- Documentación del inmueble.    El Asesor Inmobiliario debe tener los documentos legales (y en regla) de la propiedad al momento de ofrecerla. Esto da mayor confianza y credibilidad a los compradores potenciales. De esta manera, el asesor inmobiliario se mostrará como una persona responsable, profesional e interesada por su negocio de bienes raíces.

5.- Planos.    Sirven para mostrar a los posibles compradores la distribución de un inmueble. Si el dueño no dispone de planos de su propiedad, ofrecer uno de forma gratuita es una estrategia que atraerá más clientes y facilitará la labor de venta al momento de explicar las distintas áreas de la propiedad. En este punto y con la tecnología actual, es conveniente tener un dibujante o proyectista a la mano, es fácil, conveniente y barato y será un argumento muy importante en la obtención de exclusivas – el servicio se podrá pagar al final una vez recibida la comisión y puede ser un gasto compartido.

6.- Seriedad para la venta.    Cada propiedad debe ser tomada como si fuese propia. Por eso, al momento de venderla se debe valorar casi como si fueses el dueño. Se generará mayor persuasión y credibilidad en los interesados.

7.- Firma exclusiva.     Para ti y la empresa que representas es relevante que el cliente ofrezca su propiedad solamente a tu inmobiliaria para la negociación. Por eso debes hacerle saber que, otorgándole la exclusividad de su vivienda para la venta, los gastos ahorrados enpublicidad los puede invertir en la utilización de más publicidad para la venta a través tuyo.

8.- Consejos de venta.    Entrega a tus clientes una guía para que sepan cómo deben manejarse en el momento de que decidan vender un inmueble, esto beneficiará a tu trabajo y a la inmobiliaria, dado que en los consejos se incluirían la asesoría de un profesional en bienes raíces.