Estoy ahorcado de deudas, si en estas vacaciones he hecho un mal uso de la tarjeta de crédito ¿Qué puedo hacer?

Como ya lo he dicho antes:

“Una deuda, no se va a solucionar contrayendo otra deuda, sino con disciplina financiera, y esto incluye no dejarse ir con las emociones o gastos innecesarios”

Es común hoy en día que mucha gente quiera solucionar sus problemas de deuda a través de empresas, o instituciones o cooperativas financieras que otorgan créditos exprés, de una manera “rápida” y con pocos requisitos personales; sin embargo el Costo Anual Total (CAT) puede alcanzar hasta 160%, de acuerdo con datos de las empresas.

¿Qué es el Costo Anual Total?

Es un indicador del costo total de financiamiento a todo tipo de crédito. Éste incluye: monto del crédito, intereses ordinarios, IVA, comisiones, gastos, primas de seguros requeridas, amortizaciones de principal, descuentos y bonificaciones pactadas en el contrato, y, cualquier otro cargo que deba pagar el cliente al momento de contratar el crédito y durante su vigencia, incluyendo la diferencia entre el precio al contado de un bien y su precio a crédito.

¿Algún ejemplo?

Actualmente en México hay instituciones de crédito que manejan maneja un CAT que va desde56.13%, 75.96%, 76.16%, 105.35%, 152.51% y hasta un 160.33%. Estos préstamos tienen como mercado meta a trabajadores que necesitan un crédito personal, comerciantes, taxistas, microbuseros, arrendadores, jubilados y pensionados.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) establece que todas las entidades financieras deben exhibir el Costo Anual Total, con la finalidad de que el usuario pueda determinar cuál es la alternativa de crédito que le favorece según las posibilidades, también exhorta a que los ciudadanos analicen otras opciones de CAT, así como sus implicaciones en el crédito solicitado.

¿Qué hacer?

Lo primero que debemos hacer es aprender de nuestros errores y NUNCA hacer de lado una buena planeación de nuestros gastos, así como explorar todas las posibilidades para obtener el mejor precio. Recomiendo lo siguiente:

La Condusef realizó un manual de cuatro pasos para sanar nuestras finanzas

  1. Presupuesta:

Registra ingresos y gastos, es importante que tengas consciencia de a dónde se va tu dinero y cuándo.Esto te sirve para que sepas cuánto dinero puedes disponer en forma de crédito sin embargo, esto no servirá si no tienes disciplinao evitar a toda costa ser un consumidor emocional

Es importante ser consciente de la posición financiera en la que estamos, y ver para que si nos alcanza nuestro salario, tal vez esto implique ver una realidad que no queremos saber. Recomiendo tomar conciencia primero de los gastos básicos gastos básicos

En época de “Regreso a clases” Planea los gastos escolares con anticipación

  1. Recorta gastos: Realiza un balance de nuestros gastos y analiza si puedes recortar algunas fugas. Esto implica congelar tus gastos hormiga

Un tip para esta medida es hacer una lista al momento de Ir al súper sobre todo, respetarla.

Otra medida altamente recomendable es, evitar comer en la calle y preparar alimentos en casa.

Evitar multas en el pago de deudas y servicios.

Si tu deuda supera tu capacidad de pago, lo más recomendable es enlistar tus gastos y suprimir aquellos que no sean vitales.

  1. Ten un fondo de emergencia: Se vale gastar un poco en entretenimiento o algún lujo, pero es importante que estés listo para enfrentar los pagos.

El ahorro es fundamental para conseguir las metas que nos proponemos. El ahorro no siempre será para el ocio sino para algún imprevisto.

Para que esta estrategia funcione, es importante que repongas lo que vas tomando cuanto antes, para no reducirlo por mucho tiempo.

Después de esto ¿Estas considerando empeñar algo?

  • Una opción antes de considerar empeñar algo es recurrir a la venta por internet de algunos bienes que no utilizamos, ¿Cuántos libros tenemos que ya no usamos, adornos, aparatos que aún sirven pero que ya no le damos un uso, aparatos eléctricos? Aunque éstos no sirvan muchos buscan comprarlos para tomar las piezas para segundas reparaciones.

Ya que hemos puesto en marcha todos estos pasos y podemos afirmar que tenemos nuestras finanzas sanas, es momento de ser un totalero