Lo que debes saber acerca de un buen Asesor Inmobiliario

Con el único propósito de ayudarle a encontrar al profesional inmobiliario que usted necesita para vender su propiedad, aquí le extendemos algunos tips para lograr con éxito su cometido.

Las siguientes recomendaciones, aunque poco ortodoxas, le pueden evitar pérdida de tiempo y uno que otro disgusto. Al profesional inmobiliario que usted elija, una vez que le aclare el interés de darle su propiedad en exclusiva para la venta, lejos de mostrarse molesto por la selección previa, se sentirá halagado por el reconocimiento implícito de su desempeño, siempre y cuando usted muestre también en todo momento un perfil honesto.

Imagine por un momento como puede comprobar paso a paso cual es el nivel de servicio que usted puede esperar de tal o cual inmobiliaria, la prueba a superar comienza desde el momento mismo que usted genera la primera llamada, hay que tomar en cuenta si contestaron el teléfono de oficina, celular o nextel que tienen publicado (se sorprendería saber cuántos no lo hacen), la voz y la forma del trato deben ser amables y correctas, ¿es algo que le agrado o le molesto? Tome nota y califique, trate de hacerlo usando parámetros objetivos y profesionales.
 


LA PUNTUALIDAD
En un mundo tan acelerado en donde cada persona, tiene múltiples tareas y compromisos que cubrir, la puntualidad, hoy mas que nunca, es un distintivo digno de considerarse. De tal forma que una persona que no le da importancia al tiempo de los demás, normalmente se pasa por alto otros aspectos en un trato ejecutivo, por lo que este simple detalle habla mucho del tipo de persona con la que estamos tratando.

LA PRESENTACIÓN
Un profesional inmobiliario, normalmente lo parece. Y con esto, nos referimos a que, aunque el hábito no hace al monje, es importante considerar una presentación adecuada al nivel de la profesión. Recuerde que una vez que usted le de a la venta su propiedad, esa persona será la imagen para lograr el objetivo principal, que es vender.



LA FORMA DE MOSTRAR LA PROPIEDAD
Al momento de mostrar una propiedad, el profesional inmobiliario da mucha información acerca de su persona, como por ejemplo: su escolaridad, nivel cultural, nivel socioeconómico, conocimiento del tema que está tratando, entre los que podemos destacar temas que deben dominar como son: uso de suelo, pago de impuestos, trámites ante notarias, restricciones a las construcciones, cuotas de mantenimiento, tendencias arquitectónicas, materiales de construcción, terminados, entre otros. 

Por ello, pídale al profesional inmobiliario de su elección, que le haga una demostración de como vendería su propiedad, poniéndose usted, en el papel del cliente interesado en adquirirla. De nuevo, tome nota y califique.

EL PODER DE LA PERSUASIÓN
Quienes en algún momento tomaron la decisión de dedicarse a las ventas, es porque alguien cercano a el o ella le reconoció su poder de persuasión, este don en un profesional inmobiliario deberá estar armónicamente integrado a su personalidad de buen vendedor, para que ambas partes queden satisfechas al cerrar el trato.

QUE LE OFRECE PARA PROMOCIONAR SU PROPIEDAD
Todas las herramientas de promoción, son válidas y eficientes, siempre y cuando se sepan usar y no se les demerite o sobre-valore. Es importante que usted confirme que la persona o empresa que va a darse a la tarea de tratar de vender su inmueble, está dispuesto también, a invertir tiempo y dinero en los medios tanto impresos como electrónicos a cambio de la comisión que ellos le cobrarán.

LA VALUACIÓN DEL INMUEBLE
Si usted fija el precio y el asesor inmobiliario no lo pone a consideración de un valuador profesional o de alguien que mínimamente le dé una opinión de valor, las cosas ya han empezado mal, pues muchas veces en el afán de ganar la exclusiva de la propiedad, se saltan este importante paso, lo que da como resultado una pérdida de tiempo ya que en un mercado cada vez más competido, el comprador potencial también se acercará a otros profesionales relacionados con este renglón, para que le ayuden a tomar esta decisión tan importante de adquirir un bien inmueble, lo cual trae consigo un desfasamiento entre lo que el vendedor quiere y lo que el comprador ofrece.

EL CONTRATO
Una vez acordado el precio, los términos y las condiciones, lo justo es que se firme un contrato que será poner por escrito lo que como damas y caballeros se acordó. Aquí hay que enfatizar que la honestidad, respeto mutuo y el trato con educación es lo debe prevalecer en cualquier intercambio comercial, pero sobre todo cuando se trata de negocios inmobiliarios, por los montos que se manejan.

Esperamos que estas recomendaciones le sean de utilidad, por último le sugerimos que si usted no está convencido de vender su propiedad, no involucre a terceros mientras tanto, y si está convencido, demuéstrelo con una actitud siempre positiva, ya que no hay peor resultado que aquel que comienza con la duda de lo que se pretende hacer... 

¡Le deseamos éxito en la venta !

Fuente: Revista Casas